POLÍTICA

A POCO DE SU REGRESO

La premonitoria entrevista de Macri en su última visita a la provincia

Entrevistado el 14 de noviembre de 2014 en FM Aire Libre, y en plena campaña electoral, Mauricio Macri brindaba algunos parámetros de lo que sería su gestión al frente del país. “No podemos seguir confiándole nuestro futuro a gente a la que no le prestaríamos nuestro auto”, una de sus frases más recordadas.

Macri no visita Tierra del Fuego desde fines de 2014, en plena campaña electoral nacional.
Macri no visita Tierra del Fuego desde fines de 2014, en plena campaña electoral nacional.

Pasaron más de cuatro años desde la última vez que Mauricio Macri visitó Tierra del Fuego. Su último paso por Río Grande fue, más precisamente, el 14 de noviembre de 2014 en plena campaña electoral que, finalmente, lo depositaría en el Sillón de Rivadavia.

Acompañado por Walter D’Angelo -candidato a intendente del Municipio de Río Grande- y por Gastón Roma, meses después ungido en Diputado de la Nación, Macri visitó los estudios de FM Aire Libre y allí brindó declaraciones que resultarían premonitorias sobre gestión y particularmente sobre e trato que le dispensaría a Tierra del Fuego en estos tres años de mandato al frente del país.

Distendido y hasta más locuaz de lo habitual, Macri no ahorró en críticas hacia el kirchnerismo, se auto elogió por sus gestiones al frente del Club Atlético Boca Juniors y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, al tiempo que reiteró en varias oportunidades de la charla que estaba listo para conformar “el mejor equipo de los últimos 50 años” porque estaba “acostumbrado” a armar equipos de gestión.

“Estoy muy contento de estar acá después de siete años sin venir. Estuve en Ushuaia, la encontré con mucha actividad a pesar de los problemas. Acá hay algo que nadie se ha animado o querido desarrollar en serio en Tierra del Fuego”, arrancó la charla y amplió: “Hay una provincia que tiene millones de oportunidades, algunas básicas y otras desconocidas”.

Armé equipos en mis empresas familiares, en Boca Juniors y en la Ciudad de Buenos Aires. Seguramente, de cada 10 que convoque me equivocaré en uno, pero no me voy a equivocar en ocho integrantes”

Con tono crítico, dijo que “acá todo gira sobre la Ley de Promoción Industrial; la Ley 19.640 es primordial, pero no podemos quedarnos ahí, hay que buscar una sustentabilidad definitiva en la pesca, en el turismo”.

“Después está el tema de la energía. Acá hay gas, hay petróleo. ¿Por qué no tenemos una petroquímica? Hay muchas cosas por hacer, no nos han dejado volar y ese es un problema no solo de Tierra del Fuego, sino de muchos otros lugares del país”, aseguró sobre un tema que en los últimos meses se ha convertido en algo más que un rumor electoral.

Por otra parte, arengó a la audiencia: “Dejemos de dar vueltas, hagámonos cargo de construir nuestro futuro, dejemos de darle la llave de nuestro futuro a quienes nos gobernaron 25 años, prometieron mucho y cumplieron poco. No podemos seguir confiándole nuestro futuro a gente a la que no le prestaríamos nuestro auto”.

“Yo lo que propongo es que miremos lo que hemos hecho. Que la gente vea lo que hicimos en Boca Juniors, en la Ciudad de Buenos Aires. Armamos equipos, transformamos y hacemos, no hay relato detrás de nosotros. Por eso propongo que armemos el mejor equipo de los últimos 50 años para que cambiar la historia”, enfatizó.

“Acá todo gira sobre la Ley de Promoción Industrial; la Ley 19.640 es primordial, pero no podemos quedarnos ahí”

Y añadió: “Tenemos que pasar de los liderazgos mesiánicos a liderazgos que se basen en el armado de equipos. Liderar es saber pedir ayuda, saber convocar a los que saben. Armé equipos en mis empresas familiares, en Boca Juniors y en la Ciudad de Buenos Aires” y sobre ese punto, destacó que “seguramente, de cada 10 que convoque me equivocaré en uno, pero no me voy a equivocar en ocho integrantes”.

“En la mayoría de los casos, voy a convocar a gente que haya hecho algo en su vida, que tenga su familia constituida, que sea buena persona. Yo no elijo amigos del Poder. Mi único compromiso es con cada persona que me dice que cree en nosotros y que me pide que no le falle”, aseguró casi como una frase hecha.

Para cerrar, Mauricio Macri aseguró que “yo sueño con terminar mi mandato y gozar del respeto de la gente, tal como me pasa en la Ciudad de Buenos Aires, que la gente me salude por la calle. Yo espero que, en nuestra gestión nacional, la gente vea que tenemos buenas intenciones”.

A pocos días de arribar a Ushuaia -no se sabe si visitará Río Grande-, sus declaraciones cobran otro valor porque permiten en retrospectiva analizar todo lo sucedido en estos tres años. Está todavía por verse si en Ushuaia, tal como Macri dijo, la sociedad será complaciente con las “buenas intenciones” de un Gobierno que pocos favores le hizo a Tierra del Fuego.

Compartí esta noticia



MÁS DE POLÍTICA