LOCALES

REPUDIO AL AJUSTE PERMANENTE

Río Grande marchó en contra de los tarifazos

Más de 500 personas, muchas de ellas vecinos sin bandería política o sindical a la vista, acudieron a la protesta que tenía como epicentro rechazar el ajuste permanente del Gobierno nacional y las recientes subas en las tarifas de gas y luz. La mayoría de los carteles y pancartas le apuntaron a Macri y Bertone por los tarifazos.

Decenas de carteles y pancartas rechazaron los ajustes y el tarifazo nacional y provincial.
Decenas de carteles y pancartas rechazaron los ajustes y el tarifazo nacional y provincial.

Más de 500 vecinos de la ciudad se dieron cita en la plaza Almirante Brown para repudiar los tarifazos y el ajuste del Gobierno nacional, aunque no faltaron las consignas contra la gestión de Rosana Bertone e incluso reproches a Gustavo Melella.

Organizada por varios gremios del ámbito público y privado, la movilización concitó la atención de un buen número de manifestantes que se dieron cita para rechazar los permanentes ajustes y que desafiaron al frío, al viento y a la lluvia que se hizo presente en varios pasajes de la jornada.

Entre los manifestantes se vio a un nutrido grupo de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), de FORJA, del Sindicato de Petroleros Privados, representantes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Río Grande. Sorprendió a los organizadores la gran convocatoria de vecinos que se sumaron sin banderías políticas ni sindicales, más aún si se tiene en cuenta que la marcha se organizó en un mes donde la gente no suele plegarse a consignas civiles por encontrarse de vacaciones.

El grupo mayor se nucleó frente a la torre de agua y desde allí, dieron dos vueltas a la plaza para expresar el rechazo que provoca en la comunidad la permanente suba de tarifas. Con carteles y pancartas hicieron saber el enojo que existe en la clase trabajadora. La mayoría de ellos le apuntó a Macri y Bertone por las medidas adoptadas.

Gustavo Melella fue también el blanco de las quejas, aunque solo por parte de un reducido grupo que llegó con algunos carteles al lugar y después de una rencilla con otro sector de manifestantes decidieron retirarse del lugar sin que la disputa pase a mayores. Igualmente, el objetivo estaba conseguido: la disputa logró la notoriedad necesaria para sindicar a los seguidores de Melella como responsables de un ataque que nunca ocurrió dada la pronta intervención de representantes de FORJA y hasta de Héctor López Auil, reconocido dirigente sindical docente.

Tras las dos vueltas a la plaza, y ya bajo una llovizna intermitente, la secretaria general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF), Verónica Andino, leyó un documento consensuado donde reclamaron el cese de las políticas de ajuste y la baja de las leyes aprobadas durante el 8 y 9 de enero de 2016 en la Legislatura fueguina.

Compartí esta noticia



MÁS DE LOCALES